Técnica de lavado de manos

Los ojos son susceptibles a infección por muchos organismos, incluyendo bacilos gram-negativos, adenovirus, el virus herpes simple y hongos. La infección somete a los ojos a un mayor riesgo de complicaciones luego de la cirugía de catarata.

El lavado de manos es el principio fundamental más importante del control de infección. Debe ser promovido y practicado por todas las disciplinas relacionadas con el cuidado de la salud.

El lavado de manos es requerido en las siguientes situaciones:

  • antes de cualquier procedimiento aséptico
  • antes y después de tocar cualquier paciente
  • después de tocar cualquier objeto sucio
  • antes y después de tocar alimentos
  • siempre que las manos estén o se sientan sucias
  • al entrar y salir de un área clínica
  • luego de utilizar el baño o asistir a un paciente para ir al baño


Muchos trabajadores de la salud no son conscientes de la necesidad del lavado frecuente de manos y que se requiere una técnica especifica para que el lavado de manos sea efectivo.

Instrucciones escritas para el lavado de manos, como las que a continuación se presentan, deben ser expuestas en todas las áreas clínicas.

  • Mojar las manos con agua limpia y preferiblemente corriente
  • Utilizar jabón de tocador o jabón líquido
  • Frotar palma con palma
  • Frotar el dorso de la mano izquierda sobre la palma derecha
  • Frotar el dorso de la mano derecha sobre la palma izquierda
  • Frotar palma con palma, con los dedos entrelazados
  • Frotar el dorso de los dedos con la palma opuesta con los dedos entrelazados
  • Frotar alrededor del pulgar derecho con la palma izquierda
  • Frotar alrededor del pulgar izquierdo con la palma derecha
  • Frotar la palma de la mano izquierda con los dedos de la mano derecha
  • Frotar la palma de la mano derecha con los dedos de la mano izquierda
  • Retirar el jabón de las manos con agua limpia, preferiblemente corriente y secar bien