Los niños ciegos necesitan ser localizados lo más rápido posible para que sean examinados, tratados, derivados o rehabilitados. Esto es crucial para darles la mejor oportunidad de un desarrollo adecuado en la infancia, educación y participación en una vida social en el sentido más amplio.
El método de informantes clave es un abordaje efectivo, participativo y basado en la comunidad. Es particularmente útil para identificar a niños ciegos en los países de ingresos bajos o medios, donde lo apartado de las comunidades rurales y el deficiente acceso a servicios de salud, educación y rehabilitación en muchas áreas, hacen que la mayoría de los otros métodos de investigación sean menos efectivo.

El método de informantes clave fue desarrollado y puesto a prueba en una exhaustiva investigación de campo en Bangladesh1 y ha sido puesto a prueba con éxito en Ghana2 y en Malawi3.

Este método puede desempeñar dos roles sumamente importantes: proporcionar datos sobre la frecuencia y las causas de la ceguera en los niños de la comunidad, y localizar a un gran número de niños que necesitan servicios, ya sea clínicos, educativos o de rehabilitación.

El método requiere voluntarios con buen conocimiento de su comunidad gracias a sus roles ocupacionales o sociales, de tal modo que se identifiquen a los niños ciegos. Estos voluntarios, llamados “informantes clave”, pueden ser trabajadores de la salud, maestros de escuela, personal de una organización no-gubernamental (ONG), personal del gobierno, líderes religiosos (imams, líderes eclesiásticos, etc.), sanadores tradicionales, periodistas locales u otras personas que participan activamente en la red social de la comunidad.