Hace mas de 18 años la Fundación Oftalmológica Hugo Nano desarrolla el programa VER PARA APRENDER que tiene como objetivo la detección y solución de problemas visuales en los niños que concurren a la Escuela Publica.

El programa ha sido presentado en varios congresos internacionales y nacionales convirtiéndose en modelo de trabajo en el país y el exterior, como el premio  Baudillo Courtis de la Academia Nacional de Medicina a la  prevención de la ceguera.

Contamos en la actualidad mas de 400.000 alumnos evaluados y mas de  20.000 pares de anteojos entregados así como mas de 3000 cirugías realizadas dentro del programa, la tarea es no solo medica sino también social, recorriendo cada una de las escuelas, en relación directa con los niños, sus padres y los maestros.

Sólo durante el año 2009 se relevaron más de 10.000 alumnos de: Pilar, Escobar, Cardales, Olivos, Villa Adelina, Munro, San Miguel, Bella Vista, Pergamino de la Pcia de Bs As, dando continuidad este año en los mismos distritos.



El programa se desarrolla en etapas:

Primera Etapa:

Contacto con el Consejo Escolar , Secretaria de Salud y ONG para determinar en que escuelas se desarrollaran las actividades (para la selección de las escuelas se tiene en cuenta las características socioeconómicas de su población).

Segunda Etapa:

Reunión con los, directores de las escuelas y gabinete y docentes que implementarán el programa donde se explica su importancia y la manera de implementar el mismo.

Entrega del material necesario para la realización de la Tercera Etapa: cartilla de prueba y planilla en donde se anota el resultado obtenido.

Tercera Etapa:

A cargo de los docentes se lleva a cabo la toma de agudeza visual a todos los alumnos.

Los docentes envían las planillas en donde volcaron el registro de la prueba. Con esta información se envían a los colegios respectivos las autorizaciones personalizadas a los padres de aquellos niños que no han superado satisfactoriamente la prueba de agudeza visual y que serán evaluados en una consulta oftalmológica  en el ámbito de la escuela a la que concurren.

Cuarta Etapa:

Traslado a las escuelas de un equipo medico, debidamente inscripto en el Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires que ejercen regularmente, equipados con todo lo necesario para realizar una consulta oftalmológica básica (refractómetro computarizado, lámpara de hendidura, oftalmoscopio directo e indirecto, optotipos, estéreo test, elementos para la medición de estrabismo, tonómetro de aplanación de mano, frontofocometro, test de Ishihsra, caja de prueba, caja de cuerpo extraño, colirios, etc.).

Los alumnos atendidos son aquellos que han surgido de la tercera etapa como sospechosos de poseer problemas oftalmológicos y que tienen la autorización debidamente firmada por el padre, madre o tutor.

Al finalizar la consulta se le entrega a cada uno de los niños una nota dirigida a los padres explicativa de la consulta, la misma se coloca en el cuaderno de comunicaciones del alumno.

Quinta Etapa:

Entrega de anteojos y turnos de consulta a aquellos niños que requieren un tratamiento posterior para llegar a la solución definitiva del problema detectado en el aula.  

Cabe destacar que el programa es absolutamente gratuito para los destinatarios desde la primera evaluación hasta la entrega de anteojos y/o consultas en clínica por lo que permite detectar y solucionar los errores refractivos de todos los niños participantes Los costos corren por cuenta de las ONG¨S intervinientes y Fundación Nano.