Es el servicio que se brinda al niño, joven o adulto con discapacidad  visual severa o profunda, con el objeto de posibilitar el más adecuado desempeño en su vida cotidiana, mediante la implementación de actividades tendientes a alcanzar el máximo desarrollo posible de sus potencialidades.

A través de las actividades que se desarrollen se procurará alcanzar los siguientes objetivos específicos:

  • Lograr la máxima independencia personal.
  • Adquirir hábitos sociales tendientes a la integración social.
  • Integrarse adecuadamente al medio familiar de pertenencia.
  • Evitar el aislamiento en el seno familiar o institucional.
  • Desarrollar actividades ocupacionales previamente seleccionadas y organizadas de acuerdo a las posibilidades de los concurrentes.
  • Apoyar y orientar a la familia.
  • Implementar actividades tendientes a lograr la participación de los concurrentes en programas de acción comunitaria, acordes con sus posibilidades.


El Centro de Día procurará fundamentalmente brindar contención a personas que por el nivel severo o profundo de su discapacidad no estén en condiciones de beneficiarse de programas de educación y/o rehabilitación,

El tipo de discapacidad  a tratar será visual y  en los casos que asociada con algún otro tipo de discapacidad o en consideración de la situación familiar del beneficiario necesite ser estimulado en el desarrollo de aptitudes para alcanzar en cada caso el mayor nivel de desarrollo posible